Páginas

Bienvenida

Este Blog esta dirigido para todos los Extremeños que viven fuera de su tierra y a todos los simpatizantes de cualquier lugar del mundo.

Espero que todos aportéis y juntos pasemos buenos ratos compartiendo un poquito de nuestras vidas en la Red...

miércoles, 28 de junio de 2017

Libros de Autores Extremeños. "Nanas para el Niño Dios" (Poesía)


Autor:
P. Ángel Barquilla Ramiro O.S.A.

Madrid, 1991.
E. Revista Agustiniana.
84 páginas.

Ilustraciones en b/n.: Juan Coll y Severiano Sánchez.
Rústica.

Prólogo: Jesús Delgado Valhondo.
21x15 cms.

Algunos versos que componen el poemario:
"¡Ay, quien pudiera, / Madre, / ay, quien pudiera / mecerle a ese Niñito! / ¡Ay, quien pudiera. / Madre, / ay, quien pudiera!" (Canción 2)

"Anda, pastorcillo, / recoge tu hatillo, / y baja hasta el prado; / que en pajas echado / verás un Chiquillo / con ojos rielantes / y el olor caliente / de recién nacido. / ... / Baja, pastorcillo / con tu caramillo, / que abajo en el prado, / sobre el heno echado, / te espera un Niñito / ..." (Llamada al pastor)

Ángel Barquilla.
El autor:
Ángel Barquilla Ramiro nació en Romangordo, Cáceres el 26 de enero de 1938 y falleció en Castellón 18 de marzo de 2004.

Algunas de sus publicaciones:
“Ceremonial con la luz del alba”,
“Sendero de esperanza”.
“Plenitud del mar y otros poemas”, 
“Silabario de preguntas”...

Ejemplar obsequio del autor y dedicado.
("...con mi aprecio y amistad sincera")

(BE-238)

1 comentario:

  1. Recordamos a Ángel Barquilla cuando le conocimos en la boda de la hija de unos amigos, él era un familia de estos, compartimos mesa y mantel.

    Fue una cena ceremoniosa muy agradable en su compañía y la de otros amigos, pudimos disfrutar de su sencillez y su rápida integración, con esa sabiduría no exenta de humor y picardía. Pronto congeniamos, y a la pregunta donde podríamos encontrar algún ejemplar de sus publicaciones, manifestó que estaban todas agotadas. No obstante nos pidió la dirección y pocos días después recibimos un paquete en en el que nos enviaba un par de libros que le quedaban. Le contestamos en una carta en agradecimiento.

    Poco tiempo después supimos por nuestros amigos que había fallecido en Castellón a consecuencia de un ataque de un infarto agudo de miocardio.

    Daimuz.

    ResponderEliminar